Todo comenzó con investigaciones que avalaban las propiedades curativas y preventivas de alimentos disponibles, y muy a la mano, en la mesa de todos los chilenos: frutas, verduras, legumbres, frutos secos y harinas libres de gluten. En paralelo se descubrieron enfermedades o condiciones relacionadas directamente con el estilo de alimentación, por ejemplo: celiaquía, alergias alimentarias e intolerancias.

Todos estos acontecimientos permitieron abrir paso a lo que sería la vida saludable en base a la alimentación, curar síndromes, mejorar la calidad de vida y lo más importante: HACERLO UNO MISMO.

Antiguamente, comer saludable era inalcanzable, pero gracias a la aparición de influenciadores reales, tan comunes como todos y con mucho que aportar, nos dieron herramientas para que aprendieramos cómo llevar un estilo de vida mucho más sano, el impacto en nuestro organísmo y la infinidad de preparaciones que podemos hacer para comer rico y saludable. Dentro de esta ilustración nutritiva, nos heredaron tips y consejos para comer bien y por muy buenos precios.

Dentro de esta categoría encontramos las tradicionales tostadurías, ferias libres y los mercados mayoristas como Lo Valledor y La Vega Central, en esta última destaca la tienda de superalimentos “La Espiga” Ubicada en Antonia Lopez de Bello 743, pasillo 5 locales 392 y 210, conocida por una amplia gama de harinas sin gluten, frutos secos al por mayor, legumbres, condimentos, vitaminas y té de distintas especies directamente del medio oriente, que a la vez son proveedores de muchas pymes del país.

Realizan despachos a Santiago y todo Chile, pueden conocer sus productos en Instagram y Facebook @espigala

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *