La vuelta con Genesis, divorcios millonarios y su fama de sucio: Phil Collins cumple 70 años

Con 50 dólares en la mano se puede empezar a soñar con adquirir un disco de oro de Phil Collins, de esos que se ganó después de haber vendido más de 150 millones de copias.

El 4 de febrero, en una subasta donde también habrá “premios surtidos” del músico británico, su última ex esposa, Orianne Cevey, expondrá el botín que consiguió (después del divorcio) a unos precios irrisorios. No son buenos tiempos para Collins, que además tuvo que volver a posponer la reunión con Genesis, el grupo con el que finalmente se iba a reencontrar después de 14 años. Mientras celebra su cumpleaños número 70, Phil batalla contra sus problemas de salud y avanza.

Orianne Cevey fue lo peor que le pudo haber pasado a Phil Collins en los últimos años. Antes de lanzar la humillante subasta, la mujer nacida en Suiza tuvo que ser desalojada de la casa de Miami que alguna vez compartió con su ex y donde terminó conviviendo con su nuevo marido. Cuando se fue, se llevó todos los objetos que ahora ofrece al mejor postor por unos pocos dólares. Además, Cevey tiene a la venta ropa suya de Chanel, joyas, relojes y calzado. Las ganancias obtenidas serían destinadas a la Fundación Never Give Up, que ayuda a las víctimas de lesiones medulares. Aunque el trasfondo de la historia hace pensar que la verdadera víctima es Collins.

 

Originalmente, Genesis había confirmado una gira retorno para 2020, iba a ser la primera en 13 años, pero ya van 14 y el encuentro sigue en veremos. Antes de que comenzase la pandemia, Collins junto a sus compañeros Tony Banks y Mike Rutherford habían anunciado que volvían, en un programa de la Radio BBC de Londres. En ese entonces, adelantaron que esta gira iba a constar de una serie de espectáculos en todo el Reino Unido a partir del segundo semestre de 2020. Allí también anunciaron que a esa formación casi original se sumaría el hijo de Phil, Nicholas Collins -el baterista de 19 años que sigue los pasos de su padre- y un amigo de la casa, el guitarrista y bajista Daryl Stuermer. Faltaría el inconquistable Peter Gabriel que dejó el grupo en 1975 y no vuelve ni loco, al menos por ahora, y otro ex, el guitarrista Steve Hackett, que ni siquiera habría sido convocado.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *